viernes, 16 de mayo de 2008

BARÓN




Francisco Gómez Fernández (Ferrol, 30-09-1914).


Francisco Gómez Fernández, ese era el nombre real de un jugador único sobre los terrenos de juego. Paquito Barón, así se le conocía en todas partes, era un auténtico artista del balón, un interior rápido, espectacular y inteligente que hacia disfrutar a los aficionados del viejo Inferniño a finales de los años treinta y comienzos de los años cuarenta del pasado siglo con sus mil regates, sus amagos Y su especial habilidad para irse de los rivales sin perder el control del balón. Incluso a veces recurría a los gestos con la cara para despistar a los defensores, en un alarde de picardía y humor. Su escasa estatura, a penas 1,60 m, no era obstaculo para que las defensas contrarias lo temiesen. Lo suyo no era fútbol de choque ni lógicamente aéreo. Era un fútbol alegre, audaz, vistoso y efectivo, describiendo sobre el terreno de juego todo tipo de dibujos imaginarios, a cada cual mas llamativo. Buscaba la pelota y hacía malabarismos con ella, escapando casi siempre de las entradas de los contrincantes, que no lo tenían nada fácil para pararle los pies. Compartiendo tareas atacantes con gente como Toralla, Barrio, Lelé, Gallart, Edelmiro o Portugués y, en su segunda etapa verde, con Landeta, Porta, Ortiz, Román, Miranda, Caeiro, Fabeiro o Tino escribiendo páginas verdaderamente gloriosas en el club verde como uno de sus grandes íconos.

Nacido en un barrio con larga y rica historia balompédica en la cidade departamental, Esteiro (aquel que en determinadas épocas llegó a tener tantos clubs como calles y plazas había en esa zona de la ciudad), Barón integraba la que podemos llamar "quinta del 35", junto a buenos valores locales como Castiñeira e Nidáguila, entre otros. Aparece por primera vez en las alineaciones futbolísticas en el segundo equipo del modesto República (club de su barrio nacido en 1931, germen del que desde 1936 fue el Galicia e desde 1947 el Arsenal), jugando despues en el Ferrol Sport (1934-35).

En el Racing ya apareciera por primeira vez en 1932-33 en algún partido amistoso pero fue 1935-36 la temporada de su debut oficial de verde. En 1938-39 logró el subcampeonato de España llegando a disputar la final de Montjuich y muchos ojos se posaron sobre él. El Madrid estuvo a punto de ficharlo. Pero se marchó para el Galicia mediada la temporada 1939-40 y volvió a la casa verde (tras pasar un año por el Coruña, convertido en filial deportivista) en 1942-43 para finalizar en 1946-47, con 33 años. También militó brevemente en el D. La Coruña y Gimnástica de Torrelavega.

Con su retirada abre una etapa como entrenador, pasando por clubs ferrolanos como el Canido y el Ferrándiz (uno de los clubs de su barrio natal) y también por la Cultural Leonesa o el Lemos.

Barón sempre llevó por bandera su condición de ferrolano. Su saga la continuó su sobrino Juan Amado Gómez "Juanucho", que desde el Ferrándiz dió el salto y defendió la camiseta verde en las dos siguientes temporadas a la retirada de su tío.

Francisco Gómez, el eterno e inefable Barón, nos dejó para siempre en 1991.


Fuente : Circulo Racinguista