lunes, 12 de mayo de 2008

MANUEL RIVERA


Manuel Rivera Martorell

La Graña (Ferrol) 3 de Octubre de 1904

Fue uno de los jugadores más importantes que aportó el fútbol ferrolano. Considerado como el mejor medio centro que dio Galicia. Nunca quiso abandonar su Ferrol natal a pesar de haber tenido grandes ofertas de varios equipos españoles. Su trayectoria como jugador estuvo prácticamente unida al Rácing de Ferrol, excepto dos temporadas (1933-1934 y 1934-1935) que militó en el Deportivo de La Coruña. No alcanzó la internacionalidad, pero si estuvo preseleccionado para algun encuentro como España-Hungria.

Por aquella época Rivera era requerido por los equipos gallegos cuando tenían importantes compromisos amistosos internacionales. Con el Deportivo se enfrento a Uruguay ,considerada la mejor seleccion del mundo y en aquel partido fue el hombre mas destacado del partido poniendo en aprietos al combinado charrua a la postre doble campeon olimpico y del mundo . En 1928 el Celta realizó una gira por América y allí estuvo Rivera reforzando las filas celtiñas. También el Eiriña de Pontevedra realizó una gira por Valencia y Sevilla, con la incorporación de Rivera como refuerzo.

Manolo Rivera fue un auténtico ejemplo de caballerosidad. Los técnicos resaltaban sus excelentes condiciones futbolísticas. Situado en medio campo, Rivera era el eje sobre el que giraban sus compañeros. Su colocación, su visión de la jugada y su excelente juego de cabeza, eran videntes. Rivera era corpulento, alto, recio. Era casi invulnerable en el juego por alto. Como compañero inmejorable.

Fue integrante asiduo de la selección gallega. La Federación Gallega le concedió la Medalla del Mérito Deportivo.

En el transcurso de la temporada 1937-1938, Manolo Rivera se vio obligado a abandonar el fútbol. Así relataba su retirada:”durante nuestra guerra civil, en la Copa General Aranda que disputaban Celta, Deportivo, Eiriña y Rácing, nos enfrentamos al Eiriña en Pontevedra. En pleno partido sentí un ahogo grande que me obligó a salir del campo. Me dijeron que padecía una lesión de corazón y que debía abandonar el fútbol. Figúrate, dejar para siempre lo que había sido mi gran ilusión. Fue terrible. En el coche de regreso a Ferrol lloraba sin poder contenerme”.

Al verse obligado a dejar el fútbol activo, Rivera encauzó su vida laboral en La Maestranza. Fue seleccionador-entrenador del equipo militar. Pero Rivera compaginó sus tareas laborales con su continuidad como integrante de la entidad racinguista, donde siguió siendo toda una institución. Realizó funciones de entrenador, ayudante de entrenador, Secretario técnico, Directivo, Delegado de equipo etc. etc. Falleció en Diciembre de 1952, cuando desempeñaba las funciones de masajista. Se acababan más de treinta años de la unión Rácing de Ferrol - Manolo Rivera.

Su nombre quedó perpetuado en el remozado campo del “Inferniño” , que a partir de 1953 pasó a denominarse Estadio Municipal “Manuel Rivera”. Durante más de cuarenta años el recinto racinguista ostentó su nombre.

Fuente : Circulo Racinguista

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que el Racing de Ferrol se olvida de alguien que, además de jugar en ese equipo, ha sido su entrenador. Me refiero a Benito Pérez Bao, "Moreno". Tengo fotografías de Manolo Rivera con "Moreno".

monica fernandez dijo...

Tienes razon, lo he buscado y no lo encuentro, era mi tio-abuelo. Gracias por nombrarlo.